Equitación como Terapia
Equitación como Terapia

Características del caballo de terapia

 

Dado que el caballo, es el medio principal para conseguir nuestros objetivos en la Equitación como Terapia, la correcta elección de éste es fundamental.

El caballo se selecciona cuidadosamente considerando su conformación física, que va a determinar su movimiento y el carácter, que influirá en el comportamiento y el adiestramiento.

 Elegiremos un caballo bien proporcionado, de dorso fuerte y flexible, con un buen tono muscular, una grupa redondeada y discreta, que permita una buena acción de sus miembros posteriores, para que su caminar al paso sea amplio y regular.

 Es aconsejable que la altura no exceda 1,60m. para facilitar el trabajo y permitir al terapeuta desde su posición pie a tierra, ayudar al paciente sin dificultad.

 Deben ser caballos de edad avanzada, tranquilos y dóciles, que no se asusten con facilidad ante posibles reacciones adversas de los pacientes (gritos), o simplemente por los elementos didácticos que forman parte de nuestra terapia (pelotas, aros y balones). 

 Para los profesionales, el punto de partida de la terapia comienza con la transición del Caballo a Agente Terapéutico, ya que toda nuestra actividad se realiza alrededor de éste o sobre él. Un caballo que sirva para la terapia, debe estar bien preparado en las distintas actividades que se desarrollan en las sesiones, siendo fundamental que se acostumbre a los diferentes sonidos, materiales y elementos que se emplean - la aproximación a la rampa de tranferencia de pacientes, el uso de los variados materiales de juego y las inusuales posiciones que se adoptan sobre él -

 Dicho adiestramiento es un proceso constante, lento y perseverante, donde enseñamos a nuestro caballo a conectar de una manera tan intensa con nosotros, que basta con unas palabras clave, unos silbidos o unos movimientos sencillos, para que sepa lo que esperamos de él en cada momento. Es preciso que el terapeuta dirija toda su atención sobre el paciente, mientras nuestro caballo, cuida del paciente y espera las órdenes del terapeuta.

Asociación Equitación

como Terapia

Hípica Montenegro

Camino Sotillo 22

Ctra. de Colmenar. Salida 17

Madrid

Teléfono: 616251200