Equitación como Terapia
Equitación como Terapia

¿ Por qué el Caballo?

El empleo del CABALLO como Agente Terapéutico, presenta unas ventajas físicas muy importantes a destacar, frente a otras animales que son empleados en las terapias, son las siguientes:

 BASE SÓLIDA Y EN MOVIMIENTO

 PATRÓN FISIOLÓGICO DE LA MARCHA HUMANA

 POSTURA SOBRE EL CABALLO

BASE SÓLIDA Y EN MOVIMIENTO: hasta ahora, nuestros pacientes pueden sumergirse en una piscina para tener la sensación de ingravidez y flotar, pueden ser tratados sobre una base sólida - una camilla o una colchoneta - o bien pueden ser suspendidos en una grúa para conseguir el efecto del movimiento.

Gracias al caballo tenemos una base sólida y en movimiento que proporciona estabilidad al paciente, porque va físicamente sentado, pero al mismo tiempo conseguimos que se mantenga activo a cada paso del animal, que su cuerpo esté alerta y reaccionando frente a posibles cambios de ritmo y de dirección.

 PATRÓN FISIOLÓGICO DE LA MARCHA HUMANA: A través del dorso del caballo se transmiten al cuerpo del paciente, una serie de oscilaciones tridimensionales, imposibles de reproducir por ninguna máquina o aparato terapéutico. ES COMO CAMINAR SENTADO. Para aquellos pacientes que tienen limitada la marcha o carecen de deambulación, este movimiento del caballo va recordándole al cuerpo cómo se camina, qué músculos se contraen en cada momento, durante cuanto tiempo, con qué intensidad, cuándo tienen que relajarse...

 POSTURA SOBRE EL CABALLO: Sentar a horcajadas a un paciente, permite liberar los miembros superior e inferior respecto al tronco y esto favorece la rehabilitación independiente de los brazos y de las piernas, según las necesidades específicas de cada paciente y los objetivos marcados en cada caso.

 

Asociación Equitación

como Terapia

Hípica Montenegro

Camino Sotillo 22

Ctra. de Colmenar. Salida 17

Madrid

Teléfono: 616251200